Los socorristas prueban las nuevas torres de vigilancia y hacen un balance positivo

05/08/2019
https://beteve.cat/

Los socorristas de las playas de Barcelona están poniendo a prueba un nuevo modelo de torre de vigilancia que sustituirá, con toda probabilidad el próximo verano, las sillas que tienen desde hace 30 años. La nueva torre se instaló en fase de pruebas a principios de junio en la playa de San Miquel, después se trasladó la misma torre a la de San Sebastián y, actualmente, se encuentra en la playa del Bogatell.

Se trata de un tipo de caseta, robusta y con techo, que, según el secretario general de CGT Socorristas Barcelona, Salvador Zettelmann, los protege más del sol que no las sillas con que han trabajado hasta ahora.

“Es una estructura que mejora mucho la calidad de la vigilancia y la seguridad del socorrista, además de ser una reivindicación que basura desde hace años”

Precisamente, la sobreexposición solar es uno de los riesgos que más sufren, según el colectivo, en caso de no tener el material adecuado. El verano pasado llegaron a movilizarse en rechazo a un prototipo de silla que los había propuesto el AMB pero que no se ajustaba a las condiciones mínimas que ellos pedían.

Hasta el momento, este año el balance de los trabajadores es positivo y, según el compromiso firmado con el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), el verano que viene habrá torres en todas las playas barcelonesas si después de la prueba piloto de este verano la plantilla da el visto bueno. De hecho, es una estructura que los socorristas habían estado exigiendo años atrás pero que, hasta ahora, el AMB no los había facilitado.