Balizamiento de playas

En una playa se solicitan muchos servicios, unos para reducir los efectos de la presión humana sobre la natura y otras por los propios usuarios, que cada día desean más y mejor calidad de los servicios.

El Balizamiento de las playas es delimitar la zona de baño protegida (franja de mar de 200 metros de anchura a contar desde la rompiente del agua) durante el meses de temporada alta, mediante la instalación de boyas de forma específicas según normativa para organizar a qué zonas se puede hacer determinadas actividades.

Se quiere priorizar en lo posible, aquellos métodos de balizamiento ecológico, que minimizan el efecto del fondo marino, como son los Hábitats de Banda Litoral (HBL), anclajes helicoidales, entre otros y seguidamente los métodos convencionales mediante los bloques de hormigón.


Otra tarea muy solicitada y que cada año se va extendiendo más por las diferentes playas, es la instalación de Líneas de Vida o Ayudas al Baño. Son cuerdas flotantes que contienen boyarines colocados desde la rompiente del agua en dirección perpendicular a playa, hasta unas decenas de metros mar adentro.

Sirven para facilitar la salida ( y la entrada) de gente con dificultades motrices o en proceso de aprendizaje en el mundo de la natación. Según el perfil de la playa, estas líneas de vida son muy útiles puesto que ayudan a salir del agua cuando la pendiente es muy pronunciada.